entre hipocampos y neurogénesis

 

Una de las cosas que echo de menos desde que soy madre ¡Y tengo cuenta en Instagram! (todo hay que decirlo) es leer más a menudo. Supongo que el contenido de mi trabajo al que dedicamos bastantes horas del día hace que busque en la tele o los libros cuanta más ciencia ficción mejor. Esto desde que soy madre ha cambiado bastante, antes me venía genial lo reconozco un rato de sálvame después de trabajar para airear mi cabeza , ahora ir a recoger a María al cole es mi mejor terapia. El tema de la lectura de libros me pasa más de lo mismo, antes leía mucho sobre la adopción aunque seleccionaba bien para no asustarme más de lo necesario (este es otro tema…) y ahora siento la necesidad de seguir buscando respuestas y cuando descubro un buen libro busco momentos de tranquilidad para disfrutarlo

El otro día me recomendaron éste “Entre hipocampos y neurogénesis” de Rosa Mª Fernández García, andaba buscando algo así y solo leyendo el prólogo me da para hacer un post así que esto pinta fenomenal ¿Lo conocéis?

No pretendo contaros demasiado sobre el libro, si no no tiene gracia pero si me apetece escribir lo que me va inspirando y sin duda leyendo las primeras páginas mi cabeza se va a los primeros momentos de vida de mi hija y los primeros momentos de la vida juntas.

Cuando la esperaba leía y leía sobre adopción, vínculos etc había algo que se repetía en todas las lecturas y supongo que es lo que hizo que a día de hoy tenga la relación con mi hija que convencida quiero tener. “Los primeros meses de vida de los niños y lo que ocurra en este periodo es muy importantes para su desarrollo” yo solo hacía que pensar ¿Y si me asignan a un niño o niña más mayor qué pasará, tendrá problemas de conducta, escolares? Lo que es obvio es que en una adopción internacional prácticamente es imposible que tengas en tus brazos a tu hijo antes de los cinco o seis meses en el mejor de los casos así que pensar que iba a estar sin mis cuidados y mis caricias durante los primeros meses de vida  y esto podía “tener repercusión” era un pequeño quebradero de cabeza más.

Cuando nos dejaron a nuestra hija en los brazos era tan pequeña que con mi brazo podía rodearla mientras le llenaba la cara de besos y lágrimas. Tenía cinco meses pero yo la mecí como si acabara de nacer sentía la necesidad imperiosa de protegerla y tenerla pegada a mi corazón, saqué mi foulard y me la puse en el pecho ¿Sabéis qué paso?  A los cinco minutos se durmió. Quizás parezca algo normal pero no lo es, en los dos años que llevamos juntos JAMAS se ha dormido en brazos ni en un lugar que no sea su cama o en la oscuridad. ¿qué le pasó entonces? El prólogo de Rosa Fernández tiene la respuesta: su ser reaccionó ante el calor de mis brazos mi susurro y las caricias, se tranquilizó se sintió segura y descansó.

Por eso le desacostumbré a dormir sola, le enseñamos a necesitarnos, le hacíamos muchas caricias, masajes y pasamos muchos momentos  de brazos a pesar de que medio mundo se empeñara en lo contrario. Durmió con nosotros, la dormíamos cantando y meciéndola, le enseñamos que el ser humano está hecho para amar y sentirse amado.

Ahora os cuento otro caso, el hijo de mi amiga llegó a sus vidas con dos años y medio, todavía utilizaba pañal y a nivel motriz tenía más movimientos de bebé que de un niño de su edad. Bien pues los primeros meses de su vida la sociedad te dice que !!Hay que quitarle el pañal, hay que quitarle el biberón, tiene que empezar a saltar, a correr etc etc etc!! Menos mal que mi amiga escuchó su instinto y confió en ella 100%  y supo que su hijo no necesitaba un cambio de hábitos ni hacerse mayor de repente, su hijo necesitaba a su papá y a su mamá, necesitaba abrazos, caricias, cosquillas, risas, juegos, besos y mucho te quiero. Al final qué es lo importante qué es lo mejor de nuestras vidas? el amor.

¿Conocíais el libro? !Feliz fin de semana!

COMO SIEMPRE… GRACIAS POR ESTAR AQUÍ.

_mg_6270

Anuncios

6 comentarios en “entre hipocampos y neurogénesis

  1. Hola Marta, no conozco el libro però lo buscaré. Mi niña llego a casa com 12 años y superar el vacio de si infancia està siendo muy difícil. Me gusta mucho como cuentas las cosas y como describes tus sentimientos. Gracias. Ni que cueste creerlo me acompañais muchos en este camino.
    Un fuerte abrazo família y mucha suerte. 😘

    Me gusta

    1. Hola Irene, te entiendo perfectamente, llegar a una nueva familia con doce años en su espalda es dificilisimo menuda superviviente tienes en casa. me encantaría saber más de vosotros, mucha fuerza y un abrazo muy muy fuerte familia! gracias por estar aquí.

      Me gusta

  2. Hola, pues yo sí lo conozco y lo quiero leer, pero…no lo encuentro.
    Me puedes ayudar y decir donde lo puedo conseguir, por favor?
    Llevo tiempo buscándolo y nada….
    Muchas gracias!!!

    Me gusta

      1. Hola Marta,
        Me metí en tu enlace y solo puedo comprar el de Mariposas en el corazón. Pero del resto de libros no me aparece el botón “comprar”.. Bueno, lo seguiré intentando.
        Un abrazo y gracias por la recomendación.

        Me gusta

  3. Qué reflexiones tan preciosas!! Emocionada con los posts q voy leyendo! Enhorabuena por saber ser valiente, y fuerte, y decidida, y amorosa… La vida: qué regalos y qué sorpresas q se saca de la manga!! ♥

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s