una de video

En la espera de mi primera hija me pasé horas y horas buscando vídeos sobre adopción que mantuvieran mi ánimo arriba, encontré algún documental y vídeos cortos que la gente de forma generosa cuelga en la red de los momentos más importantes de sus vidas, alguno me hacía llorar como una niña los veía y veía una y otra vez hasta que se calmaba mi ansiedad. Hoy a pesar de tener el mio propio y una experiencia guardada ya para siempre y grabada a fuego me sigue gustando buscar y el otro día dí con un vídeo que sacó de mi de nuevo sensaciones maravillosas que pensaba tenía guardadadas y como no, me emocioné. Era tarde y no podía dormir y buscando encontré por Facebook esta joyita que me apetece compartir. Me siento identificada con cada gesto,cada mirada pero sobre todo sobre todo con la felicidad.

A raíz de la última publicación en Instagram sobre la iniciativa de crear un hastag sobre las familias adoptivas para que nos podamos identificar  he recibido mails y mensajes preciosos, historias con las que disfruto porque me emocionan sacan lo mejor de mí y activan todas las neuronas de mi cabeza. No sé qué saldrá de aquí,  pero igual que cuando empecé el blog, siento que tenemos que seguir y que soy feliz con esta ventana al mundo.

 AQUI  os dejo el vídeo, perdonar que no lo inserte directamente, no sé!!!!!!! aprovecho para pedir ayuda si alguien quiere perder un rato explicándome !GRACIAS! ¿qué os parece? me encantaría que me contarais qué sentís al verlo, hayáis adoptado, esteis esperando, o no!!

Feliz noche y gracias infinitas

Anuncios

3 comentarios en “una de video

  1. Hola,
    Llevo un tiempo siguiéndote y nunca te había dicho nada pero este vídeo de hoy me ha parecido precioso y me ha emocionado muchísimo. La verdad es que es cierto que estas familias no son las que se explican en los coles y que, a veces, tienes que pasarte la vida dando explicaciones o respondiendo preguntas y estaría genial que en los coles se explicara que hay diferentes tipos de familias, que se hicieran documentales, etc.
    Yo soy la mayor de cinco hermanos: tres hermanas biológicas, un hermano adoptado y una hermana en acogida permanente y nunca olvidaré el primer encuentro con ellos. Cuando mi hermano vino a casa yo tenía ya 12 años y era muy consciente de todo. Viví con mis padres y hermanas todo el proceso, la espera y la alegría de conocer a nuestro hermano. Él llegó a casa con 8 añitos y tiene una discapacidad y hemos tenido que escuchar comentarios de todo tipo porque mucha gente cree que solo adoptan las personas que no pueden tener hijos de forma biológica y no lo ven como una opción más.
    Hemos sido familia de acogida temporal trece años y han pasado por casa 25 niños que después de un tiempo o bien regresaban con su familia biológica o, en la mayoría de casos, se iban en adopción. He vivido la historia des de diferentes puntos de vista y considero que ser familia de acogida es muy difícil pero a la vez muy gratificante y recuerdo la cara de ilusión y amor de todos los padres con los que hemos coincidido a lo largo de los años. Esa primera mirada, ese primer beso… además durante la adaptación llegas a conocer a los padres y las familias y es precioso compartir esa ilusión. Despedirte de los niños es horrible porque cada uno de ellos es especial y durante el tiempo que ha estado en tu casa le has querido y cuidado como si fuera tuyo o incluso más pero poder compartir ese amor y esa felicidad con otra familia que lo desea tanto es precioso. Tenemos la suerte de tener relación con la mayoría de ellos y ver lo felices que crecen con sus familias es lo mejor.
    Ahora tenemos a una princesa que vino a casa con un mes y ya tiene siete años. Es nuestra muñeca y la adoramos pero a veces es complicado… al estar en acogida no tiene tus apellidos y en realidad podría ser mi hija y no mi hermana porque nos llevamos 24 años y mucha gente no entiende o no quiere entender que hay muchas historias y muchas familias diferentes pero confío en que poco a poco todo se irá normalizando. Lo importante es que ella es feliz.
    Me encanta tu blog y todo lo que escribes y os mando mucha fuerza en esta espera que seguro valdrá la pena. No hace falta tener la misma sangre para querer a alguien como a un hermano o como a un hijo y yo les doy las gracias a mis padres por habérmelo enseñado cuando solo era una niña.
    Un abrazo muy grande.

    Isabel

    Me gusta

    1. Hola Isabel! primero disculparme por el retraso! y después GRACIAS infinitas por compartir aquí un trocito de tu familia. Gracias por ser inspiración (incluso para otras familias que me han hablado de este mensaje) cuando empecé con el blog busqué precisamente esto, que nuestra historia familiar y la de otras familias pudieran ser un espejo para otros, tus palabras son preciosas !Gracias de verdad! si te apetece escríbeme un mail, me encantaría que nos contárais si queréis vuestra experiencia como familia de urgente diagnóstico o vuestra experiencia de vuestra gran y bonita familia de muuuuuuuuchos miembros. si te apetece, claro. un abrazo fuerte y otro a tu familia

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s