y al final de la curva estabas tú pequeña Alba

Además de que llevo bastantes días sin escribir, hoy no me puedo acostar sin pasar por aquí contestándoos al montón de mensajes de cariño y de fuerza en Instagram de estos últimos días. Es cierto que ha sido una semana difícil, podría decir que la primera curva en esta montaña Rusa en la que mi marido y yo decidimos subirnos hace seis años y en la que a pesar de saber que llevamos un buen cinturón es difícil relajarse y vivir tranquilamente. Realmente jamás pensé que iba a recibir tanto cuando decidí compartir una parte de nuestra vida. Os quiero dar las gracias por entenderme, por comprenderme, por animarme pero sobre todo por estirar con nosotros de este Hilo Rojo que parece que se empieza a enredar pero que no vamos a soltar jamás. Siento de verdad que estiramos todos de él. Una vez escuché que a los hijos había que desearlos mucho antes de saber que están, en nuestro caso lo tengo claro “pequeñín@ te espera muchísima gente con toneladas de amor”. Gracias por tanto cariño, os contesto por aquí que con el rollo que tengo me expulsan de IG si escribo todo esto jeje

Parece que la curva ya ha pasado, hoy ha sido un día precioso ayer nació la pequeña Alba mi sobrinita preciosa bonita como sus papás y hoy la he cogido en brazos por primera vez y he sentido paz (a pesar de que llora la pobre porque quiere comer!!) paz conmigo misma, hace unos años este momento hubiera sido impensable, hoy quiero estar cerca de mi sobrina, cogerla en brazos comérmela a besos, estar agradecida, verla crecer con María, hacerles muchas fotos, disfrutar de mi familia de colores, estar cerca de mi guapísima cuñada, aprender juntas y aprender de ella ¡Bienvenida pequeñito pastisset (pastelito) tus ojos me enamoran como los de tu mamá, vas a ser muy feliz en esta familia que te ha tocado ¡Gracias Luis y Anne por este regalo! Como me ha dicho hoy mi amiga Cristina, va a ser muy bonito ser tía.

y a ti pequeñin@ mi@… mamá te esperará siempre. Siento tener prisas, seguramente ni habrás nacido y yo solo pienso en mi y las ganas de tenerte, te quiero muchísimo ya. La mamá ha empezado a llorar por ti y eso solo significa una cosa que queda poco para que veas la luz del sol si yo te siento es porque tú ya existes, al menos en mi corazón y en el de papá. Ya te espera mucha gente, aquí me quedo sentada como la mamá cocodrilo del cuento de Timoun que tanto le gusta a tu hermana, me quedaré sentada y esperaré primavera, verano otoño invierno y las estaciones que hagan falta. Los mayores a veces nos empeñamos en correr demasiado y amarte a ti es amar tus tiempos y tu historia, intentaré esperar tranquila sabiendo que algún día recibiremos la llamada de que has nacido, solo recordar ese momento con tu hermana me hace llorar, pero esta vez de felicidad.  Te espero, te pienso y te quiero.

gracias por estirar conmigo y de mí

Feliz Noche

IMG_9409

 

 

 

cuéntame mi cuento mamá

Todavía hay gente que se sorprende al ver que hablamos tan “ricamente” sobre la adopción. A mi justo me sorprende lo contrario, no hablar! Adoptar ha sido una de las elecciones de nuestra vida más importantes ¿Cómo lo voy a esconder? ¿Todavía habrá alguien que se crea que llega un día en el que coges a tu hijo y le dices eso de: “Cariño mío, eres adoptado”?Adoptar es amar por encima de todo, pero para que esto ocurra antes hay que hablar de abandono y esto es una herida profunda que hay en el corazón del niño o adulto adoptado y que en algún momento de la vida sangrará y por tanto habrá que curar.

El otro día me crucé con una mamá que tenía un hijo adoptado, ella era rubia y el niño también, me sorprendí cuando me dijo que todavía no le había dicho que era adoptado ¿Cómo que todavía?  La adopción forma parte de nuestra historia familiar, no se puede despegar. En nuestro caso además de estar enamorada de la piel negra de mi hija esta me permite evidenciar la realidad de nuestra familia: nos hemos deseado y encontrado ¡Adoptado mutuamente! y esto es de lo que me gustaría hablar hoy ¿Cómo lo explicamos?

La revelación de la adopción es algo que más que preocupar, OCUPA a los padres adoptivos, solemos ir a charlas a formación porque queremos estar preparados para esto que no es un momento concreto si no poco a poco según vayan creciendo en capacidad y entendimiento. En casa hablamos de Etiopía, hay fotos por toda la casa, hay una caja donde está parte de la vida de nuestros hijos y que estará donde ellos puedan buscarla y no escondida, contamos historietas y frases bonitas de cuánto la hemos deseado pero ¿Está entendiendo algo? Obviamente no, no tiene capacidad de razonar pero sí una impresionante capacidad para asimilar lo que nos está dando unos momentos muy especiales: los cuentos. El cuento es la forma de comunicar mensajes que hoy no entrarían en el cerebro de un niño por la vía del razonamiento, y cómo no también ha sido una terapia perfecta para mí buscarlos en todos los años de espera, supongo que por eso tuve que comprar cuentos con otras temáticas cuando llegó mi hija a nuestra vida ya que mi casa estaba llenita de libros solo de adopción.

Hoy me gustaría hablaros de algunos cuentos que tengo en casa, el más especial para ella es “La mejor familia del mundo” de Susana López y Ulises Wensell . Sin duda es un cuento sencillo lleno de imaginación y ternura y lo más importante para mí aparece muchas veces la palabra adoptar, familia, sueños, en fin siempre que lo leemos nos deja una sonrisa a las dos y siempre pienso ¿Seremos la familia perfecta para ella a pesar de nuestras limitaciones? Su cara de felicidad parecida a la cara de la protagonista me responde que sí. Lo encontré en Dideco.   

También tenemos  “Nacido del corazón” de Berta Serrano y Alfonso Serrano, lo encontré en Abacus hace unos meses, este cuento me gusta porque es original y habla de todo lo que ocurre a las familias antes de encontrarnos con nuestros hijos ¡Nos crece el corazón! Es algo que repetimos a nuestros hijos continuamente, no estuviste en mi barriga, estuviste en mi corazón. Cuando lo encontré me hizo una ilusión tremenda, pensé mira ¡una de las mías! Pero sin duda lo que más me gustó fue leer la nota de la autora al final del cuento, fue suficiente para decidir llevármelo. Os copio porque no tiene desperdicio:

“Cuando mi marido Carlos y yo vimos a nuestro hijo por primera vez era un frágil niño de tres a los y medio., su asistente en el orfanato le habia dicho que venían a buscarles sus nuevos padres y que le llevarían muy lejos de allí para comenzar una nueva vida. estaba muy asustado y profundamente triste por dejar atrás todo lo que conocía y amaba, sin embargo afrontó  esta extrema transición con una entereza impresionante. una vez en casa con nuestro hijo acogimos su pasado y lo hicimos parte de nuestro presente. encaramos sus preguntas y las contestamos lo más honestamente que pudimos. queríamos construir nuestra familia sobre la base de la confianza y el amor. Dos años después de su llegada una mañana en la consulta del doctor algo se iluminó en la mente de nuestro hijo. aunque habíamos hablado de ello con anterioridad fue consciente por primera vez de que no era nuestro hijo biológico. descubrió que dentro de el se abría un vacío emocional ello le causó una gran aflicción. como madre quería darle una solución inmediata la fórmula mágica que se llevara ese dolor para siempre. pero lo único que podía hacer era abrazarle, aliviar su pena con mi amor y estar presente para hablar de cualquier cosa que el quisiera. fue este hecho el que inspiró Nacido del corazón. Mi deseo como madre es ayudar a mi hijo a abrazar su vida sin miedos sintiéndose seguro y querido. Con esta historia quise crear un escenario para celebrar el nacimiento de nuestra familia y para reiterar el amor que nos queremos. ” (Berta Serrano)

Otro cuento que relata perfectamente el inicio de la búsqueda de nuestros hijos hasta que llegamos con ellos en brazos a casa es “Te quiero niña bonita” de Rose A. Lewis y Jane Dyeres, un cuento dulce sobre una adopción en China con ilustraciones muy bonitas y sencillas, las imágenes hablan solas ¡Muy recomendable a María le encanta!

También tenemos “Busco una mamá” escrito  por Gemma Lienas y Rebeca Luciani (Editorial La Galera) creo que fue de los primeros que encontré nada más empezar el proceso de adopción. También es un cuento bonito que añade algo nuevo, cuenta la historia desde el principio es decir desde el abandono. Creo que es muy importante trabajar esto desde pequeños aunque éste es todavía difícil de entender, lo tengo guardado para el año que viene. También lo encontré en Dideco.

Hay un libro especial, de momento ha sido para mí pero algún día será para mi hija, al igual que el cuento “Busco una mamá” son cuentos para cuando son un poco más mayores “Mi madre” de Josée Masse (Editorial Intermón-Oxfam). Me lo regaló una amiga porque sabía cómo de importante y especial era para mí este tema, habla de dos madres con respeto, cariño y reconciliación. Algún día hablaré de esta tercera palabra que tan importante será en nuestra vida. Es un cuento que a mí me hace pensar y reflexionar hay muchas opiniones sobre esto ¿cómo  llamamos a la madre biológica? ¿tu madre biológica? ¿Mamá? ¿la mujer de la barriga? Este cuento ayuda a pensar en todo esto tranquilamente y con serenidad. Gracias Lau por este tesorito.

Y hablando de tesoritos el libro para mí que se convirtió en un imprescindible en mi mesita de noche es “Esperando a Timoun” por Geneviève Casterman (Editorial Flamboyant). Este cuento creo de verdad que es necesario para los padres que esperan más que para los hijos, lo recomiendo muchísimo, para mí era efecto relajante,  lo leía y me calmaba.  Hoy ya lo tengo en mi mesita de noche y pienso mucho en mi Timoun, como mamá cocodrilo sigo esperando una señal.

Tenemos muchos más, algunos hablan de las familias diferentes, de los colores de piel, trabajan la tolerancia, el respeto el amor, pero hoy quería hablaros de cómo un cuento puede ir haciendo que nuestros hijos vayan asimilando en su cabecita información muy importante para el resto de su vida. Si os apetece como a mí buscar os dejo un enlace Adoptivanet  con muchísimos más cuentos, yo acabo de pedir un par más…

Me encantan los cuentos, algún día quizás podamos tener el nuestro…

Feliz noche

buscando

Pues de vuelta a la rutina, y con una necesidad cada vez mayor de reinventarme o mejor, de redescubrirme. No sé hacia dónde no se para qué pero algo me dice que lo mejor está por llegar y que tengo que seguir con todos los sentidos puestos hasta encontrar hacia dónde. Aquí me siento bien, sencillamente me gusta escribir es mi momento de tranquilidad y se ha convertido para mí en mi terapia personal, yo conmigo misma y con una ventanita abierta a un mundo que me responde con delicadeza. Hay quien no lo entiende, y lo respeto pero a mí me va bien y lo que recibo es mucho más de lo que escribo, y lo mejor de todo esa sensación de hormigueo en la barriga y pequeños proyectos y sueños que se formulan en mi cabeza. Espero que este 2016 me traiga inspiración y valentía, presiento que este nuevo embarazo se va alargando más de lo previsto y si es así habrá que descubrir por qué.

Esto es algo que aprendí en la espera de mi primera hija, todo ocurre por algo, nuestra primera adopción fue muy larga, me pregunté millones de veces por qué. Ahora comprendo, el primer motivo era que había que esperar a la que ahora es mi hija, y el segundo es que todavía me quedaba mucho por descubrir, personas con las que cruzarme y de las que aprender, y cosas por hacer, como por ejemplo enamorarme de Etiopía antes de que llegara ¿Qué me regalará esta espera? de momento estoy recibiendo mucho, para mí todo esto son como las pastillas que calman las angustias los primeros meses de embarazo y que me permitirá disfrutar del resto de proceso hasta que llegue el momento.

Estas navidades hemos pensado mucho en nuestro segundo hijo o hija, en mi cabeza somos cuatro y en la realidad somos tres. A veces resulta complicado pero me agarro fuerte a la esperanza de que cuanto más le siento más le llamo. Me preocupa bastante la lentitud en las asignaciones, llevamos meses sin nada (que yo sepa) y el proceso de por sí es complejo, pero como dice mi marido todo irá bien, y cuando llegue el momento el trabajo, nuestra economía, nuestra vida, nuestra familia todo encajará, yo no conozco otra fórmula que tener fe. Todo irá bien.

Gracias por acompañarme.

IMG_7881

Feliz noche